NeoMasterPro

Los últimos serán los primeros... salvo en ciclismo.

Siempre habrá un novato, un globero soñador, un iluso que no sabe donde se mete. Siempre habrá gregarios, sprinter sin suerte, escaladores que no lleguen a la montaña, un farolillo rojo... Porque para que haya un vencedor tiene que haber más participantes, aunque solo se recuerde (y a veces ni eso) a los ganadores, detrás siempre quedan muchas más personas, que tal vez nunca tengan ni la más mínima oportunidad de ganar un trofeo, pero luchan por acabar la carrera.

Yo tengo claro que soy uno de esos corredores del montón. Tardé mucho en aprender a montar en bici y no fue hasta casi los 30 que empecé a meter la cabeza en un pelotón. Sé que soy un NeoMasterPro que juega a ser ciclista y que nunca conseguiré una victoria pero, al participar en una carrera, se gana algo más importante que no se puede explicar.

Como aspirante a farolillo rojo, pretendo aportar una visión diferente del mundillo Master y la competición, con actualidad, cróncias, entrevistas y recordando a corredores ilustres.


Dedicado al español Ángel Alonso que en 1947 terminó a 12 horas 49 minutos y 38 segundos del belga Edouard­ Van Dyck, en la Vuelta a España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario